La enseñanza de la Filosofía, es en si misma una verdadera problemática filosófica, además si a esto le agregamos la premisa que contexto y enseñanza están ciertamente unidas. No podemos por tanto permitirnos una concepción ideal de las y los estudiantes, ni de los contextos y sus necesidades y por cierto mucho menos de los espacios de la Filosofía ni de su enseñanza. Por lo cual desde Filosofía y Sociedad entendemos que volcarse a la escuela, no es solo llegar desde fuera, sino que es involucrarnos con las comunidades e instituciones educativas para abrir espacios a la Filosofía, pero sobretodo problematizar con ellas la enseñanza de la misma y sus imbricaciones con todo el contexto escolar. a través de momentos tradicionales y no-tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *